Terapia de Grupo

 
La terapia de grupo es una experiencia terapéutica compartida por personas  que están trabajando en problemáticas similares. La terapia de grupo se ofrece para alcanzar una gran variedad de objetivos. Teniendo en cuenta esto podemos decir que la terapia de grupo se divide en dos grandes grupos: Grupos Psico-educativos o Grupos Terapéuticos.
 

Grupos Psico-educativos

Básicamente son ofrecidos para dar a los participantes información acerca de temas específicos con el propósito de brindar nuevos recursos y fuentes de conocimiento a los participantes. Estos grupos tienen una metodología más estructurada, donde los participantes son provistos con materiales de trabajo (temas, módulos, preguntas etc.) que se utilizaran en trabajo grupal. Sin embargo esta metodología no deja de lado la reflexión.
 
El grupo psico-educativo es un auténtico proceso de retroalimentación entre el facilitador y los participantes y entre ellos mismos, ninguno sabe más que el otro y nadie es más importante que los demás. El proceso en esta metodología no se limita a una entrega de contenidos, por el contrario hace énfasis en el análisis del tema o problemas teniendo en cuenta las creencias e ideas de los participantes hasta llegar a la formulación de nuevas formas de pensar, conceptos, ideas e incluso preguntas. 
 
Algunas personas después de participar en algunos talleres de este tipo pueden llegar a la conclusión que sería de beneficio para ellos entrar en procesos de terapia individual para trabajar áreas más personales.
 

Grupos Terapéuticos

Estos grupos los participantes tienen la oportunidad de trabajar en sus problemáticas personales con otros participantes que a su vez vivencian experiencias similares. Es una oportunidad de sanar.
 
A diferencia con los grupos psico-educativos donde se enfatiza en la adquisición de nuevos conocimientos y en la reflexión al respecto, el grupo terapéutico es una herramienta para lograr cambios en la vida de los participantes.
 
Se busca curar a través de la revisión de los asuntos íntimos del participante con el fin de construir alternativas específicas para su situación.  Esto requiere de una escucha exclusiva, de un compromiso y de una intensidad horaria que no puede brindar el grupo psico-educativo.